domingo, 3 de octubre de 2010

¿en qué consiste ese rito de entrada del inicio de la visita?

La Visita pastoral da comienzo con el rito solemne de la recepción del Obispo por la comunidad parroquial.

En la puerta de la iglesia el Obispo es acogido por el párroco, revestido de capa pluvial, que le ofrece a besar la imagen del crucifijo o el Lignum Crucis y luego el hisopo con agua bendita, y el Obispo se signa y asperja a los circunstantes. Luego el Obispo hace una breve oración en silencio ante el Santísimo sacramento y va al presbiterio, donde el párroco, de pie ante el altar, invita a los fieles a orar por el Obispo y, después de una breve pausa en silencio, dice la siguiente oración:

ORACIÓN del PARROCO

Oh Dios, pastor y guía de todos los fieles,
mira con bondad a tu siervo Demetrio,
a quien has hecho pastor de la Iglesia de Córdoba;
concédele que su palabra y su ejemplo
sean provechosos al pueblo que él preside,
para que llegue a la vida eterna
junto con el rebaño que le ha sido confiado.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Luego, si parece oportuno, antes de comenzar a celebrar la Eucaristía, el párroco puede dirigirse a él con estas o parecidas palabras:

Reverendísimo Padre:

El Arciprestazgo de Altoguadiato se alegra de recibir vuestra Visita pastoral. En nombre del mismo, os saludo y recibo como al que viene en nombre del Señor. Os abrimos nuestras iglesias, nuestras casas y nuestros corazones.

La Visita pastoral es para nosotros un estímulo, un despertar, una llamada a una nueva conciencia, a una mayor actividad. Como responsable de todas y cada una de las comunidades de la diócesis, nos vais a ayudar a revisar nuestra vida cristiana y nuestra acción apostólica, para convertirnos más al Señor y ser cada día más fieles al Evangelio de Jesucristo.

Luego el Obispo saluda al pueblo y expone las cosas que van a realizarse durante la Visita. Al final de la alocución, como va a celebrarse la Misa Estacional, se reviste con los ornamentos sagrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada